Enfriar naves industriales (I): El sistema inteligente de la bioclimatización evaporativa

Apenas falta algo más de un mes para el comienzo de la primavera, y con ella daremos también la bienvenida al calor. El sector de la industria es muy amplio y las altas temperaturas afectan a la inmensa mayoría de naves industriales, cada una de ellas con características de actividad productiva diferente, pero con una dificultad común: la acumulación de calor. Solucionar este problema no es opcional, sino una exigencia de la normativa de seguridad e higiene laboral que limita la temperatura en los lugares de trabajo.

https://www.facebook.com/video.php?v=856439847753560&set=vb.116769065053979&type=2&theater

Además, también hay que tener en cuenta la concentración de malos olores, humos y gases contaminantes que pueden generarse dependiendo del sector industrial. Para solucionarlo, son dos los aspectos esenciales a tener en cuenta: el económico y la necesidad común en la mayoría de los casos de mantener el recinto abierto por exigencias de transporte, carga y recepción de mercancía.

icono-temperatura-calor-frioOfrecer soluciones de climatización a los trabajadores con el fin de mejorar su productividad y reducir el absentismo debido al estrés térmico, se ha considerado hasta hace muy poco tiempo excesivamente caro. Dadas las grandes dimensiones de las naves se hace inviable instalar aire acondicionado, tanto por su alto coste económico como por el excesivo consumo de energía. En su defecto, las empresas tradicionalmente han optado por reducir el calor simplemente abriendo ventanas y creando corrientes de aire, o con sencillos ventiladores.  Otra solución bastante generalizada ha sido extraer el aire caliente de las zonas altas con apoyo de extractores, sustituyéndolo por aire nuevo pero caliente y sin filtrar, por lo que la temperatura en el interior no desciende. Por tanto, todas estas medidas no solucionan el problema y resultan insuficientes para alcanzar los grados que exige la legislación.

contabiliad-ganar-dinero-internet-adsenseEn este contexto, se requiere por tanto una solución muy económica, con un consumo energético sostenible, que permita enfriar de forma inteligente, mejorando las condiciones laborales de los trabajadores, incrementando su productividad y reduciendo o eliminando la siniestralidad.

  • Solución

La eficiencia energética de la climatización evaporativa queda especialmente demostrada en la refrigeración de grandes espacios como naves industriales. El consumo energético de este sistema es mínimo, lo que supone un gran ahorro económico, y su instalación resulta muy sencilla.

Con ella se  consigue principalmente:

¿Qué beneficios aporta Biocool a la empresa?

  • Su consumo energético es mínimo: Consume 1kw/hora
  • Cada máquina consigueenfriar una superficie de 200 m²
  • Permite la “climatización zonal”, enfriando sólo donde se necesita, incluso en espacios abiertos sin pérdida de efectividad
  • Mantiene un nivel adecuado de humedad para las personas, siendo especialmente beneficioso también para múltiples procesos industriales
  • Filtra el aire, limpiándolo de partículas contaminantes
  • Permite mantener accesos abiertos renovando el aire constantemente
  • No genera gases contaminantes, por lo que es ecológico
  • Expulsa al exterior el humo, el polvo, malos olores y agentes contaminantes
  • Evita cambios bruscos de temperatura
  • Elimina el problema del estrés térmico
  • Incrementa la productividad laboral, así como la reducción/eliminación del absentismo y la accidentalidad
  • Cumple con la legislación vigente con una mínima inversión

 

grafica-flecha-ascendente-azul-economiaPor otra parte, con la BCE es posible la “climatización zonal”. Es habitual que sólo se trabaje en una parte concreta de la nave industrial, por lo que no es necesario tratar todo el volumen. Se calcula que un 20% de la zona utilizada puede llegar a suponer un 80% del coste de refrigeración tradicional. Todo un derroche, teniendo en cuenta que la climatización de grandes espacios requiere mucha inversión y elevados costes eléctricos de funcionamiento. Gracias a la bioclimatización,  es posible focalizar la zona a enfriar sin pérdida de efectividad ni de energía, ya que se puede  impulsar aire fresco sólo donde se necesite, ahorrando gran parte del coste.

También se soluciona el problema de la acumulación de polvo, de malos olores y del humo generado por distintos procesos productivos, dado que el aire se renueva constantemente y es expulsado al exterior para generarlo filtrado, limpio y fresco dentro de la nave, manteniendo todos los accesos abiertos.

Más información: http://www.biocool.info/