Terrazas de invierno: satisfacción para el cliente y rentabilidad para el empresario

terraza2 parejaEl uso generalizado de las terrazas de invierno ha venido precedido de la normativa de la ley Antitabaco, que obligó a muchos locales a acondicionar espacios al aire libre destinados principalmente a fumadores, para que pudieran seguir consumiendo sin pasar frío y sin tener que renunciar al tabaco.

Por ello, empresarios del sector decidieron instalar puntos de calor en el exterior, consiguiendo de esta manera no sólo crear espacios adicionales para no perder a los clientes fumadores, sino también crear zonas de confort atractivas también para los no fumadores.

 

De hecho, tomar un buen café caliente al aire libre, disfrutando de buenas vistas o simplemente viendo el animado ambiente callejero se ha convertido en un verdadero placer para la mayoría de los clientes.

De esta manera, en las terrazas de muchos bares y cafeterías de toda España y parte de Europa, se instalan distintas fuentes de calor como el sistema eléctrico por infrarrojos (calor puntual), que no necesita precalentamiento porque su rendimiento es inmediato y su instalación económica y sencilla.

Se trata de un sistema limpio y terraza1adaptable, de bajo consumo energético y cuya estética resulta muy discreta. Otra opción generalizada para calentar zonas más amplias, es la elección de estufas a gas, las famosas “setas” que calientan áreas muy amplias de exterior.

Existen diferentes modelos, los hay con pantalla emisora integrada en la estufa, que se pone incandescente y
emite calor radiante, que el reflector superior de aluminio refleja en superficie circular. Además, este tipo de modelos incluyen resistentes ruedas para su deslizamiento por la zona exterior a calefactar.

Las terrazas de invierno se han puesto de moda gracias a la creación de “microclimas” con temperaturas suaves muy agradables. Su utilización durante todo el año ha favorecido que se vuelvan más atractivas, con la instalación de mobiliario de vanguardia, integrando una cuidada iluminación e incluso con música ambiente. Se convierten así en espacios muy rentables para el empresario y muy confortables para el usuario/cliente.

 

 

Miles de negocios de hostelería no han querido perder rentabilidad en invierno acondicionando sus terrazas para que todos sus clientes, fumadores o no, no tengan que pasar frío. Además, estos sistemas de calefacción para exterior son perfectos para incorporarlos, no sólo en los negocios de hostelería, sino también para las terrazas de residencias y de urbanizaciones.

Más información: www.termigo.com