Consejos para conservar tu Evaporativo Portátil durante el invierno

El verano está llegando a su fin y se aproxima los meses de frío. Hay que guardar el equipo evaporativo portátil, pero no sin antes dejarlo listo para el próximo uso correctamente.

A continuación, les detallamos algunos consejos para proteger su equipo evaporativo portátil y poder utilizarlo de nuevo sin preocuparnos.

Limpieza

La limpieza de la unidad es algo fundamental para su correcto funcionamiento posteriormente. Si se realiza un correcto mantenimiento puede ahorrar futuros problemas, así como averías y gastos innecesarios.

Por ello, hay que asegurarse de que el tanque de agua de tu climatizador evaporativo esté limpio y libre de cal. Nuestro consejo es lavarlo con agua y un jabón suave, posteriormente aclarar con agua limpia, asegúrate que se quede bien limpio sin restos de jabón. Hay que drenar el agua del tanque del depósito y limpiarla, asegurándose de que los paneles y el depósito se encuentran completamente secos.

Deja secos los filtros sin quitarlos del equipo, es apropiado que se seque de forma natural. Una vez comprobado que este seco, vuelve a colocar el panel trasero correctamente y ajusta los tornillos.

Es muy importante que el sistema evaporativo quede completamente seco, de esta forma lograremos que no se puedan albergar bacterias.

Guardado

Una vez el equipo evaporativo esté limpio y seco, procedemos a prepararlo para guardar. El lugar dónde se almacenará debe ser un área seca para evitar humedades. Por ello, hay que cubrir el equipo y no se llene de polvo.

Hay ciertas partes del evaporativo portátil que se pueden desmontar para que no ocupe mucho lugar. Una de ellas, son las ruedas que si nos es más práctico se pueden desmontar y guardar para que no sufran ningún golpe.

Por último, enrollar el cable de suministro eléctrico para que no quede suelto y pueda averiarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*